PolíticaQuieren dar carpetazo a caso de espionaje de Salomón Azar

Paginabierta26/11/2016

La senadora Layda Sansores acude a la delegación de la PGR para enterarse que esta dependencia está esperando la declaración del israelita Samuel Weinberg, quien operaba el centro de escuchas privadas del ex gobernador campechano.

Por Ronny Aguilar

CAMPECHE, Cam. 25 de noviembre del 2016.- La Procuraduría General de la República (PGR) está a la espera de las declaraciones en Israel de Samuel Weinberg, para que se pueda avanzar en el caso de espionaje contra el ex gobernador de Campeche, Jorge Salomón Azar García, hoy delegado del PRI en Tabasco, pero de momento, el caso está bajo reservas de Ley.

A su llegada al estado, la senadora Layda Elena Sansores San Román anunció que acudiría a la delegación de la PGR, pues había noticias de la denuncia que existe desde hace casi ya 20 de años por espionaje del ex gobernador Azar García.

Hay que recordar que a principios de 1998, se descubrió un centro de espionaje que había contratado el ex mandatario estatal, para tener información ilegal, tanto de “enemigos del Estado”, como de funcionarios de primer nivel de su propia administración.

En entrevista a las afueras de la delegación de la PGR, la legisladora dijo que “lo están viendo los abogados, ahorita vamos a ver, después de 18 años que estamos en este juicio, que nos quieren mandar a la reserva, vamos alegar que hay todos los elementos para el ejercicio de la acción penal, ganamos el amparo en la Suprema Corte y sería tomar una decisión, si ellos insisten en cubrir este espionaje”.

Sansores San Román dijo estar dispuesta a aceptar el fallo que sea, puesto que si hay derrota en lo local, aún se puede buscar la justicia internacional. “Hemos insistido con mucha paciencia, amparo tras amparo y los hemos ganado todos”, recordó.

Asimismo, fue cuestionada sobre la nueva encomienda como delegado del PRI en Tabasco al ex gobernador y declaró:

“Es una vergüenza, al acusado lo premia el PRI, porque así son ellos, lo premian por espía, por corrupto, porque aporta para las campañas, esa es la manera en la que el PRI se organiza, hacemos lo que está en nuestras manos para dejar un precedente de lucha, un día pasará y en dos años veremos que esto tiene efectos, va a gobernar López Obrador y será otro cantar”, adedantó.

Al salir de la delegación de la PGR, la senador manifestó que el caso está bajo reservas de ley y están a la espera de la declaración del israelita Samuel Weinberg, quien era el dueño de las máquinas y el centro de espionaje que contrato el gobierno en ese momento.

“El delgado nos informa que pasó a reserva, porque no ha habido una gran actividad, pero  hace mes y medio el juzgado de Israel señala que ya tiene el caso para citar al señor Samuel Weinberg, para que declare en Israel, el señor  Samuel Weinberg no tiene culpa, era su negocio y siempre lo aceptó que estaba dispuesto a declarar, nunca se negó, por eso esperaron a que se fuera, para mandar a buscarlo, como a Duarte,  nosotros intentaremos presionar por la vía diplomática en la Secretaría de  Relaciones Exteriores”, anunció.

Mencionó que están esperando las declaraciones de Weinberg, que con eso se confirmaría la implicación del ex gobernador que, hasta este momento, ha señalado que no tuvo nada que ver en el caso.

Informó que le expuso al delegado que este caso no solo lastimo al grupo político al que pertenece, sino a la sociedad campechana en general.

“Nunca habíamos visto agresiones tan fuertes hacia el dueño de un periódico y su familia, los funcionarios observados en su vida privada, cuántos matrimonios rotos, porque la policía se escondió y cada quien entraba a rescate lo que podía del centro de espionaje”, puntualizó.

“Los que se fueron, tenían que irse”

Asimismo, Layda Sansores fue abordada sobre la situación de Morena en el estado, a lo que comentó que “los que se fueron, tenían que irse”.

“Si son frágiles sus convicciones y ralamente no aportan a un partido político, que les vaya bien y había que dar la mitad del salario para las universidades que tenemos y no todos quieren, pero además, aquí está la mano del gobierno, que está infiltrada en todos los partidos, El gobernador mete mano en el PRI, en el PAN, en Morena, quiere controlar todo, no tiene respeto”, agregó.

Afirmó que la tómbola es algo que se debe revisar, puesto que abre la puerta a muchos, pero también se debe tener una historia de trabajo, para lo que hay que revisar los estatutos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos