LocalMalversó el exalcalde Collí Cuevas más de 140 MDP en Escárcega

Ronny Aguilar23/01/2019
Por: Ronny Aguilar

ESCÁRCEGA, Cam., a 17 de enero del 2019.- De más de 140 millones de pesos es el déficit que dejó Carlos Collí Cuevas como alcalde interino del municipio de Escárcega. En los dos años que estuvo a cargo del Ayuntamiento, desvió recursos, entregó obras a sus amigos, trasladó recursos desde las cuentas públicas que no fueron devueltos, pagó a proveedores fantasmas y dejó de pagar a proveedores reales, evadió el pago de impuestos y omitió el pago de retenciones de los empleados, entre otras cosas.

Al inicio de la administración de Alejandro Moreno Cárdenas como titular del Ejecutivo Estatal, Carlos Collí Cuevas fue nombrado subsecretario de Gobierno en la zona sur, cargo en el que estuvo hasta el 4 de agosto del 2017 cuando fue impuesto alcalde de Escárcega por decisión del Congreso del Estado de mayoría priísta, con el fin de remplazar al entonces alcalde Atilano Mosquera, obviamente contando con la anuencia de “Alito”.

El pasado octubre de 2018, tomó protesta la nueva administración municipal de Escárcega, la cual, como parte de sus labores, mandó a hacer una auditoría interna para conocer el estado que guardaban las finanzas públicas, tal como dieron a conocer varios Ayuntamientos; sin embargo, este municipio ha sido el único que ha permitido que este medio de comunicación tenga acceso a su información.

La auditoría reveló múltiples delitos y omisiones cometidas por el exalcalde interino, que van desde el desvío de recursos, uso indebido de atribuciones y facultades, peculado, conflicto de intereses, corrupción, entre otros.

Es importante señalar que los documentos que continuación se detallan ya fueron entregados ante la Auditoría del Estado y la Federación, y constan con los sellos y firmas, ambas haciendo caso omiso de lo que se señala.

Según la información entregada a Páginabierta.mx, se observaron traspasos de la cuenta bancaria 0111223682 Bancomer del Fondo de Infraestructura Social, del ramo 32-2018, a diversas cuentas por el monto de 38 millones 380 mil 177 pesos, y se recibieron devoluciones por 29 millones 145 mil 756 pesos, quedando pendientes por devolver 9 millones 234 mil 421 pesos, esto en las fechas que comprenden de febrero a septiembre del año pasado.

De la misma manera, se observaron traspasos de la cuenta 0111928996 de Bancomer FAFEF 2018 a diversas cuentas por la cantidad de 9 millones 463 mil 346 pesos, y se recibieron devoluciones por 5 millones 378 mil 148 pesos, quedando pendientes por devolver la cantidad de 4 millones 85 mil 197 pesos, nuevamente de febrero a septiembre del 2018.

Igualmente, de la cuenta de Hábitat Sedatu, se extrajeron 25 millones 393 mil 81 pesos, de los cuales se devolvieron 16 millones 714 mil 536 pesos, quedando pendiente 8 millones 678 mil 545 pesos; mientras que de la cuenta de Fortamun se traspasaron 9 millones 433 mil 630 pesos, de los cuales se devolvieron 5 millones 122 mil 93 pesos, quedando 4 millones 311 mil 536 pesos.

En total, de las cuatro cuentas bancarias antes señaladas se registraron faltantes inexplicables por la cantidad de 26 millones 209 mil 700 pesos; es de señalar que los estados de cuenta entregados no fueron firmados por Carlos Collí Cuevas, ni por el síndico de Hacienda, Homero Pérez Gómez.

En otro sentido, se descubrió que del 1 de enero al 30 de septiembre de 2018 se detectaron diversos pagos a proveedores de bienes y servicios por la cantidad de 38 millones 826 mil 737 pesos, sin la documentación correspondiente que respalde dichos pagos, así como los números de cuentas bancarias donde salieron los pagos.

De septiembre a diciembre de 2016 no se presentaron ni pagaron las declaraciones al Sistema de Administración Tributaria por concepto de ISR, retenido a los trabajadores los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, por un monto de 3 millones 557 mil 623 pesos. Por estas omisiones, hay en firme un crédito fiscal de 8 millones 647 mil 180 pesos, según la notificación del SAT del 23 de agosto de 2018, de los cuales un millón 27 mil 230 pesos es por recargos, y 3 millones 375 mil 499 pesos por multas.

En el ejercicio fiscal 2017 no se presentaron ni pagaron impuestos retenidos a los trabajadores por concepto de ISR en los meses de enero, febrero y diciembre, por un monto de 4 millones 288 mil 963 pesos.

Del ejercicio fiscal 2018 no se presentaron ni pagaron impuestos retenidos a los trabajadores por concepto de ISR, en los meses de enero a septiembre de 2018, por un monto total de 5 millones 589 mil 93 pesos.

En total, el adeudo fiscal registrado hasta el momento es de 18 millones, 525 mil 237 pesos, esto por el desvío y retención de los pagos de ISR de los trabajadores.

De igual forma, se detectó que no se pagaron las prestaciones de carácter laboral de los trabajadores por falta de provisiones contables hasta el 30 de septiembre de 2018, es decir, días extras, vacaciones y aguinaldos, por 10 millones 333 mil 779 pesos.

Además, se generó una deuda con PARS-Enfermeras de abril a septiembre por un millón 35 mil 744 pesos, así como una deuda a proveedores en 2018 por 10 millones 176 mil 468 pesos, y en 2016-2017 por 19 millones 447 mil 744 pesos, dando un total de 29 millones 624 mil 213 pesos.

Se detectaron también deudas de empleados del Ayuntamiento con la financiera Aprecia, en las cuales la Comuna fungía como retenedor al 30 de septiembre de 2018, adeudando 2 millones 223 mil 799 pesos.

Los días 1, 2, 3 y 4 de octubre no se encontraron en el portal bancanet las cuentas bancarias correspondientes a Paticipaciones 2016, Fism 2018, Fortamun 2018, Hidrocarburos 2018 y Hábitat Sedatu.

Se encontraron pagos en los cuales no están firmadas las nóminas de apoyo a instituciones de enero a agosto de 2018 por la cantidad de 87 mil pesos y de septiembre por 62 mil pesos.

De Impuestos Sobre Nómina no pagados se registran adeudos de 2015 a 2018 por 6 millones 502 mil 50 pesos, y del Impuesto para la Preservación del Patrimonio Cultural, Infraestructura y Deporte no se pagaron en el mismo periodo de tiempo 249 mil 488 pesos.

En sesión de Cabildo del 8 de agosto de 2018, se autorizó una transferencia bancaria al DIF Municipal por 540 mil pesos, los cuales fueron para el pago de asesoría jurídica de la empresa “Estudios Estratégicos de Mercadeo S. de R.L. de C.V.

Se documentó de igual forma dos pagos al proveedor Horacio Ramirez Moreno de 999 mil 224 pesos cada uno, por concepto de adquisición de láminas de Zinc, sin facturar, sin orden de pago, sin evidencia fotográfica al momento de recibir el producto y sin evidencia de beneficiados, esto presuntamente para campañas electorales.

Se realizó un pago con cheque de caja por la cantidad de 322 mil 193 pesos de la cuenta 0196325521 del programa “3×1 migrares” a nombre de David R. Sansores Chan, trabajador del propio Ayuntamiento.

La suma de todo lo anterior supera los 135 millones de pesos; sin embargo, en estos documentos aún no se contemplan los recargos fiscales que se van a generar, la deuda con la Comisión Federal de Electricidad que se dejó, ni la deuda multimillonaria con al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Por ultimo, es de resaltar que si bien hay omisiones desde 2016, Collí Cuevas pasó a ser complice al callarlas y ocultarlas a la sociedad que se le encargó representar, y en lugar de mejorar las condiciones financieras de la Comuna, prefirió sumarse a la corrupción generalizada que ha sido santo y seña de este sexenio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos