LocalZonas de Campeche sin control y en riesgo de ingobernabilidad

Paginabierta09/12/2016

9cam1

México Unido contra la Delincuencia contradice el discurso oficial de “Alito” y ubica a la entidad entre las que tienen “espacios enteros o parciales”, “fuera del control de las autoridades constitucionales”, por los resultados nulos en el combate a las drogas, la violencia y el deterioro institucional.

Por Daniel Sánchez

CAMPECHE, Cam. 9 de diciembre del 2016.- En contradicción al discurso oficial del ilegítimo y espurio Alejandro Moreno Cárdenas de que la entidad es la más segura del país, la organización México Unido contra la Delincuencia advirtió que Campeche se encuentra entre los estados “con espacios enteros o parciales”, “fuera del control de las autoridades constitucionales”, por los resultados nulos en el combate a las drogas, la violencia y el deterioro institucional, que ya amenaza la gobernabilidad.

En la entidad campechana, se ubica oficialmente a la zona fronteriza de Candelaria con la República de Guatemala como sumamente conflictiva, precisamente donde se encuentra la cuenca del río Candelaria y donde se pretende sembrar masivamente la palma africana, y donde son comunes el tráfico de drogas, armas, migrantes, madera y ganado bovino. Recientemente, en esta región se registraron cinco ejecuciones de personas y el aterrizaje forzoso de una presunta narcoavioneta.

Al presentar los resultados de la XVI Encuesta Nacional sobre Percepción de Inseguridad Ciudadana en México, hecha por Consulta Mitofsky, la agrupación civil señaló que “el país está sufriendo y se encuentra entre la espada y la pared en cuanto a violencia e inseguridad se refiere”, aunque citó que se trata de un “problema multifactorial”.

Aseguró que “una parte esencial tiene que ver con la fortaleza financiera de la delincuencia organizada, misma que encuentra su razón fundamental en el flujo financiero del monopolio de control de estupefacientes que la política prohibicionista de droga les obsequia”.

“Ante los nulos esfuerzos por cortar esos y el impacto de la creciente regulación y legalización de la mariguana en Estados Unidos de América (incluyendo desde el mes pasado a California como estado fronterizo y sexta economía mundial), ya no podemos tolerar que se siga peleando en nuestro territorio con resultados nulos, violencia y deterioro institucional, que ya amenaza la gobernabilidad en grandes partes de nuestro territorio”, expresó.

“Espacios enteros o parciales en lugares como Tamaulipas, Guerrero, Michoacán, Morelos, Estado de México, Veracruz, San Luis Potosí, Guanajuato, Campeche, Tabasco, Jalisco, Sinaloa, Chihuahua y otros, están fuera del control de las autoridades constitucionales”, puntualizó.

Los resultados de la XVI Encuesta reflejan mayor inseguridad y sentimiento de impunidad entre la población mexicana, ya que el 74.6 por ciento de los encuestados consideran que la situación de seguridad se encuentra peor que antes y la mitad de la población percibe mayor frecuencia de policía vigilando su localidad; sin embargo, cuatro de cada 10 considera que es peligroso ayudarlos.

El sondeo estadístico también arrojó que la mitad de la población considera que la impunidad actualmente es mayor a la que había hace cinco años y que tres de cada diez mexicanos están a favor de legalizar la marihuana.

Inadmisible, insistir en ganar guerra contra enemigo más fuerte

México Unido contra la Delincuencia también aseveró que “es inadmisible que en el gobierno insistan en pretender ganar una guerra contra un enemigo que es crecientemente más fuerte en lo económico y al cual no se le han mermado sus capacidades”

“La inflexibilidad en esta postura de no hacer a un lado la política prohibicionista sólo puede explicarse por tres razones: (1) la incompetencia de nuestras autoridades al no entender las implicaciones de lo que ha sucedido por muchas décadas (con un recrudecimiento especial a partir de la ofensiva militar que inició en 2006 y que persiste hasta el día de hoy); (2) la complicidad con los delincuentes que beneficia a los funcionarios en turno (por ejemplo, la industrialización de la seguridad ha motivado que crecientes partidas presupuestales en materia de seguridad pública que constituyan un botín muy atractivo); o (3) una combinación de los dos anteriores”, explicó.

Concluyó que “México Unido continuará exigiendo a las autoridades más y mejores resultados, pero en la misma medida, ofreciendo nuestro apoyo y disposición para colaborar con las instituciones a fin de edificar las políticas públicas y los programas necesarios para revertir la inseguridad y desconfianza, para que podamos transitar hacia un estadio en el que el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y los ciudadanos caminemos juntos por un México Seguro”.

“El tiempo apremia y exige aplicar todas nuestras capacidades. En este sentido, las autoridades requieren erradicar la “técnica avestruz” y evadirse de enfrentar las realidades y problemas, como lo están haciendo con el caso Trump, en donde se aprecia absoluta ingenuidad y nula capacidad de prevención y mitigación de daños. La amenaza es real y no se está haciendo nada al respecto”, agregó.

“Es mediante acciones concretas que se pueden enfrentar los problemas y no mediante iniciativas que evidencian preocupación sólo en torno a cómo cuidarse las espaldas, conquistar batallas electorales, y no tocar intereses creados. Esta actitud y negligencia lastima a la inteligencia y ofende a la población. Ya basta de tanta superficialidad, mezquindad y miopía. Exijamos todos el México de justicia, seguridad, trabajo, educación y sana convivencia que nos merecemos”, asentó.

Para ver más información: http://mucd.org.mx/XVI-Encuesta-Nacional-sobre-Percepci%C3%B3n-de-Inseguridad-Ciudadana-en-M%C3%A9xico-n6235.html#sthash.M6NBChVO.dpuf

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos