DestacadosEcologíaPor precaución, no hay que sembrar transgénicos

admin24/08/2015

23eco El investigador de Ecosur, Juan Manuel Pat Fernández, afirmó que este tipo de semilla no siempre es más productiva y que “cuando se habla de este tema, hay autoridades coludidas con las empresas”. 23eco1 Por Ronny Aguilar CAMPECHE, Cam. 23 de agosto del 2015.- “Es necesario que se aplique la máxima de la investigación científica, “el principio de la precaución”, cuando de transgénicos se hable, señala el doctor en Economía Agrícola, Juan Manuel Pat Fernández, quien manifestó que este tipo de semilla no siempre es más productiva que las variedades criollas, como son los casos de la soya y el maíz. El investigador del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) advirtió que de darse la siembra de transgénicos en el estado de Campeche, se perdería la semilla criolla, pues estudios revelan que se daría una mezcla genética, que la degeneraría, y aseguró que las autoridades se han pasado por alto las resoluciones de los tribunales, porque “cuando se habla de transgénicos, hay autoridades coludidas con las empresas”. “Aquí nos ha tocado escuchar y vivir la problemática de los transgénicos (en Ecosur), hay una polémica grande, hace tres años, un investigador de aquí del Colegio, que se especializaba en la problemática de los transgénicos, nos invitó a varios compañeros de Campeche a participar e informarnos del tema”, recordó. Pat Fernández manifestó que incluso, cuando se comienza la lucha de los apicultores por la soya transgénica, que aun hoy se siembra en los campos menonitas principalmente, se oían rumores de que también había maíz transgénico, algo que se oculta completamente. “Nosotros nos sumamos a la inquietud de los apicultores de Hopelchén e inclusive nos involucramos en el tema, visitamos dependencias, participamos activamente con ellos y bueno, afectivamente se estaba sembrando transgénicos, soya y otras cosas, que yo creo que hasta maíz, que es algo que casi no se dice, hay un ocultamiento de la información”, expresó. “De manera oficial, esa información se ocultó, pero compañeros de las zonas te dicen, hay voces en los pueblos que te dicen y nos hace creer que posiblemente se siembre maíz genéticamente modificado”, reveló. Mencionó que raíz de esto y que se logra comprobar la siembra de transgénicos en el estado, se realiza una demanda, que tuvo una resolución el año pasado, por la cual los jueces determinan la prohibición de este tipo de siembra, postura que instituciones federales avalaron como favorable en su momento, sin embargo, la Sagarpa, hasta el día de hoy, sigue fomentado esta siembra, razón por la que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo recomendaciones al respecto. “Fue una resolución a favor de la agricultura, del desarrollo, para que las cosas se hagan de una manera correcta, pero a pesar de ese dictamen, la Sagarpa decidió no tomarla en cuenta, lo cual demuestra que falta coordinación entre las instituciones”, indicó. Alianza empresarios-instituciones El especialista afirmó que se han documentado los impactos de la siembra de transgénicos en muchos lugares y de hecho, esto ha causado una polémica en México, puesto que hay quien aboga contra los impactos que genera, y hay quien dice que es la panacea de la problemática, incluso alimentaria. “Nos hace falta retomar los principios básicos de la investigación, y eso debe ser el principio de la precaución, mientras no se documente en un porcentaje confiable, no se puede determinar de manera clara, porque se está tomando a los transgénicos como la panacea y sabemos que no es así”, agregó. “Inclusive, se ha comentado entre los especialistas que los transgénicos de soya, en producción es inferior a un híbrido de Veracruz y eso nos da mucho que pensar, entonces, por qué se favorecen estas iniciativas de las empresas privadas”, cuestionó. “Sin meterse a hacer algo tan profundo, podemos decir que la gente común, el productor, el campesino, no tienen el beneficio que si tienen las empresas, inclusive, tienen aliados en las instituciones oficiales y a los productores como que no se les toma en cuenta, no se les dice cuáles son las afectaciones que va a haber”, alertó. Afectaciones: pérdida de la semilla criolla Mencionó que en el caso del maíz, si se llegase a sembrar transgénicos, podría cruzarse con el maíz criollo, y “estudios han demostrado que se puede llegar a cruzar con el maíz criollo y si tendría impactos muy negativos en la pérdida de la genética de nuestro maíz criollo, el solo hecho de que se mezclen los polen, causaría la pérdida del criollo”. “Como agrónomo, sería un impacto muy fuerte que se pierda el maíz criollo, creo que las investigaciones que se realicen al respecto, deben de ser honestas y orientadas al beneficio social, deben respetarse los principios de la investigación, como el principio de la precaución”, reiteró.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos