Violencia contra mujeres, recurso que favorece a los hombres

In Nacional
Ni una más

Francesca Gargallo habla sobre postulados de la ética feminista frente a la violencia.

Por Soledad Jarquín Edgar, corresponsal/SemMéxico

OAXACA, Oax. 21 de noviembre del 2016.- La filósofa feminista, Francesca Gargallo Celentani, dijo que población mayoritaria de Oaxaca tiene entre seis y 19 años por lo que cuestionó: ¿De qué libertad gozan las niñas y las adolescentes, qué educación al miedo y la represión implica la repetida muerte de jóvenes a mano de parejas, ex parejas y agentes del crimen que pueden ser identificados como represores de la libertad de movimiento y expresión de las oaxaqueñas?

Al participar aquí en la Mesa de análisis “Perspectiva Feminista Ética de la Tortura a Mujeres”, apuntó que su tarea como filósofa feminista es preguntarme cómo hemos llegado a ello y por qué, dijo quien poco antes se había referido a las cifras de la violencia feminicida en la entidad.

¿Cómo construirán la confianza en sí mismas y en la sociedad, y de ahí qué perspectiva tendrán de la sociedad moderna y de sus leyes? Volvió a preguntar y respondió que difícilmente podrán sentir que las acogen y protegen. Pero ¿acaso gozan en los sistemas jurídicos tradicionales, los así llamados usos y costumbres, de un mayor reconocimiento y derecho a la justicia?

Ante jóvenes de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UABJO, presentó algunos postulados básicos de la ética feminista “que pueden aterrizarse y mover a la acción precisamente en el lugar donde estamos”. Por ejemplo, que la violencia es un recurso para obtener el poder y la violencia contra las mujeres lo demuestra fehacientemente.

Gargallo Celentani dijo que las mujeres son violentadas para que no compartan los derechos y beneficios que la población mexicana debería gozar sin distinción de sexo y edad. Son violentadas para que no ocupen cargos, para que no ejerzan sus derechos, para que no se salgan de relaciones de pareja donde deben trabajar gratuitamente en un clima de opresión y amenaza si no cumplen con la gratuidad de las relaciones sexuales y del trabajo de reposición de la vida.

Las mujeres sufren violencia física, sexual, cultural, material y emocional para que no exijan derechos laborales, para que no cuestionen la organización social de clase, para que no se organicen en la defensa de su vida y en la defensa de lo que les es importante de la vida social y política, dijo.

Como ejemplo, citó, la defensa del territorio contra mineras, hidroeléctricas, carreteras inútiles, tala de bosques y molinos de viento que espantan ganados, aves y gente.

La violencia contra las mujeres es el recurso de todo un sistema para poder favorecer a los hombres, las actividades y los derechos considerados propios de ellos, es decir masculinos, y así mantenerse y crecer, agregó la autora novelas como Al paso de los días (2013), El hombre del gineceo (2010), La semilla (2009) y la Costra de la tierra (2006).

Desde esta perspectiva de análisis, añadió, resulta que la violencia es un recurso estructural de las relaciones patriarcales y que, de manera circular y recurrente, se alimenta de las crónicas infames que la propia violencia produce: desde las preguntas del Ministerio Público para integrar una averiguación previa hasta el artículo de periódico, la descripción de los delitos de acoso, violación y feminicidio ofende a las víctimas y las vuelve a violentar en la presentación prejuiciada de los hechos.

Narraciones de hechos donde las víctimas de violencia parecen culpables por su vestimenta, el horario, el lugar en que fueron agredidas, porque lo provocaron, como si el derecho a la libre circulación, la integridad de la persona y la libertad de expresión estuvieran limitados por el derecho consuetudinario a la agresión de los hombres.

Por ello, planteó que la ética feminista es una perspectiva que permite comprender cómo se conforman tanto las reglas consensuadas como las normas consuetudinarias que deberían llevar a un supuesto bien común, pero que son atravesadas por los mandatos de las relaciones de género, con sus prejuicios y desigualdades, de modo que otorgan el lugar del potente a los hombres y el lugar de la víctima a las mujeres. De ahí que, pese a las leyes precisas, las mujeres no alcanzamos la justicia ni la libertad.

La autora de diversas obras e investigaciones fundamentales para el feminismo contemporáneo, afirmó que la ética feminista es una reflexión sobre cómo se ha llegado a la desigualdad, discriminación, opresión, explotación de las mujeres y por qué la violencia es el recurso para lograr la segregación de la mayoría de la población. A la vez, la ética feminista es el conjunto de ideas que se desprenden en perspectiva de esta reflexión para actuar una política y una propuesta civilizatoria. El pensamiento y la práctica feminista abren caminos para una humanidad más integral y completa.

La filosofía y la ética feminista proponen un modo de comprensión y solución a la tensión que se establece entre el ser y el deber ser de la acción política, a través de la crítica al sistema de poder patriarcal. Y allí están los aportes más útiles que la ética feminista puede hacer a la emancipación social general, añadió.

Dijo que se puede constatar que en los últimos 50 años, en que se han obtenido la mayoría de los avances en los ámbitos laboral, jurídico y educativo, las mujeres como colectivo en los aspectos que hacen a la dignidad humana están peor que los hombres. Esta situación es injusta y debe cambiar.

Recalcó que la violencia feminicida y la discriminación racista son patriarcales. La violación como práctica de violencia para obtener la sumisión de una mujer, de todas las mujeres, y por ende de todo un pueblo, ya que las mujeres lo conforman como una mayoría, es un recurso colonial para obtener el poder de los hombres de un determinado grupo sobre las mujeres que encarnan el pueblo derrotado, las cuales se repitieron a lo largo de la historia y como ejemplo citó el caso del pueblo Ixil de Guatemala.

Gargallo Celentani recalcó que la violación es también el recurso de todos los hombres contra todas las mujeres, y dijo que violar a una mujer es ejercer un poder que se acrecienta si no es reconducido a través de la sanción comunitaria o judicial a relaciones no agresivas entre mujeres y hombres.

De la misma forma, apuntó, matar a una mujer es un ejercicio de violencia que acrecienta el poder (poder de violentar) a grupos de hombres impunes. La violencia que no se detiene tiene una función pedagógica, la de educar a la sumisión y el miedo, para evitar políticas activas de justicia. El miedo reduce la capacidad de las personas de relacionarse y, por ende, de tomar decisiones consensuadas.

Salir del lugar ideológico de la repetición de que no hay nada que hacer contra la violencia, volver inteligible lo que nos rebasa y es ininteligible a nuestro sistema de afectos y relaciones, es lo que propone Rita Laura Segato en Las estructuras elementales de la violencia, donde sostiene que las violaciones son medios de expresión, pues expresan poder ante las víctimas, pero sobre todo frente a los pares masculinos (y las mujeres patriarcales y machiplacientes que los respaldan).

Por último, señaló que en la sociedad contemporánea la violencia no cesa, se incrementa. Y, en el caso de las mujeres, la repetición de los asesinatos y la siempre mayor crueldad contra los cuerpos de las mujeres va acompañada de amenazas directas: si no te sometes, eso es lo que te espera. Idea que se refuerza la costumbre producida por los mandatos de género de culpar a las mujeres del delito del que son víctimas. Deseduca a la empatía, impide la igualdad.

 

Ni una más

Seguro te interesa esto.

La grave situación financiera del Ayuntamiento de Campeche con el SAT

Por: Ronny Aguilar CAMPECHE, Cam., a 11 de octubre del 2018.- El Sistema de Administración Tributaria (SAT) congeló las

Leer Más…

Piden a AMC y a la Seduc cancelación de evaluación docente y reinstalación de maestros cesados

Por: Ronny Aguilar CAMPECHE, Cam., a 11 de octubre de 2018.- La diputada de Morena, Sofía Taje Rosales, propuso

Leer Más…

Propone PAN más presupuesto para salud y que comparezca secretario de salud por malos manejos

Por: Ronny Aguilar   CAMPECHE, Cam., a 11 de octubre de 2018.- El diputado del PAN, José Inurreta Borges,

Leer Más…

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu