Por venganza o represión, CFE deja sin luz a periodista

In Local
Ni una más

José Ramón Conde, su esposa, sus hijos y sus nietos ya cumplieron 50 días sin el servicio de energía eléctrica y hasta ahora, la empresa eléctrica se niega a atender su queja e inconformidad.

Por Daniel Sánchez

CAMPECHE, Cam. 1 de enero del 2017.- La tarde del último día del año 2016, el periodista José Ramón Conde Pérez, su esposa, hijos y nietos cumplieron 50 días sin el servicio de energía eléctrica, luego de que por alguna venganza personal o represión política, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) les suspendiera el suministro de electricidad, con la pueril trampa de “sembrarles” un “diablito” en su domicilio.

Conde Pérez manifestó que en su casa pagan tres mil pesos bimestrales por el consumo de una construcción de interés social de unos 80 metros cuadrados e informó que en una reunión conciliatoria en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), tuvo resultados negativos para llegar a un acuerdo con el representante de la CFE, ya que “mantienen su postura de intransigencia, soberbia, arrogancia, prepotencia”.

“Estoy sin el servicio desde el viernes 11 de noviembre, violando de esta manera mis derechos constitucionales. CFE envió un representante sin autorización para negociar, solo para escuchar con visible indiferencia y sugerir reiteradamente un censo de carga, a lo que accedí, pero condicionado a la presencia de un representante de la Profeco, para el día 29 de diciembre”, pero no se realizó, expresó.

A continuación, reproducimos la denuncia original de José Ramón Conde:

De las ganas de joder al delito de odio

Más allá de la “grilla”

A lo largo de mi vida, que ya es un poco prolongada (64 años) estuve convencido de que estábamos en un país con leyes e instituciones justas, dirigidas por mexicanos nacionalistas con un gran sentido social y humanístico, lo que había mantenido la paz y la seguridad sociales a lo largo de varias décadas.

Tuve necesidad de sufrir en carne propia a partir del viernes once de noviembre pasado, una injusticia, canallada, atropello o como usted quiera llamarle amable lector, orquestada y dirigida por un funcionario menor de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de nombre David Chan y operada por gente bajo sus órdenes contratada por la propia dependencia y otros que si son empleados de la misma.

Consideraba a la CFE una empresa de clase mundial, con personal altamente calificado, expropiada para hacerla propiedad de todos los mexicanos para prestarnos un servicio público, pero la “siembra” de un “diablito” en el medidor de las instalaciones que me abastecían del vital fluido me hizo conocer la triste realidad que vivimos millones de mexicanos indefensos totalmente ante los atropellos de algunos mal llamados servidores públicos.

A lo largo de más de tres semanas he dedicado muchas horas diarias a informarme de este proceder y todo parece indicar que en la aplicación de un operativo para detectar fugas de energía eléctrica, David Chan se ha excedido de sus funciones para entregar una considerable “cuota” de irregularidades a sus superiores, lo que lo enfrenta a la necesidad de levantarse diariamente pensando a quien joder.

En mi caso particular, no sé si sea un asunto generalizado, David Chan ha pasado DE LAS GANAS DE JODER AL DELITO DE ODIO, pues aplica un mecanismo de espionaje y acoso a las instalaciones de mi domicilio hasta donde frecuentemente acuden camionetas de la CFE a tomar fotografías, además de los constantes rondines y una visita “inesperada” de un funcionario, quien ofreciendo ayudarme mediante un “censo de carga”, en un descuido se introdujo a mi domicilio donde dejó el testimonio de su presencia con un casco oficial de la dependencia. Los responsabilizo de cualquier daño a mi patrimonio o a mi familia.

Autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ya denunciaron públicamente la irregularidad de estos operativos que tanto lesionan la dignidad del pueblo campechano, de lo que han dado testimonio algunos medios de comunicación sin resultados aparentes.

Por mi parte, ya informé de esta anomalía con sendos escritos al Ing. Humberto Saldaña Rodríguez, gerente divisional de la CFE con sede en la ciudad de Mérida, Yuc., y al Lic. Ángel Miranda Rosales, director de normalización y supervisión de Instalaciones Eléctricas de la Secretaría de Energía (SENER) en la Ciudad de México (CDMX).

De frente a la injusticia, a la prepotencia, altanería, arrogancia, indiferencia de los mal llamados “servidores públicos”, nos queda a los ciudadanos la denuncia pública a través de los medios de comunicación a nuestro alcance, así como el dirigirnos a funcionarios bien intencionados, serios, honestos y comprometidos con las causas de los mexicanos.

Espero sus opiniones al:

Cel. 981 8182 484 o al

e-mail ramón_conde1@hotmail.com

 

Ni una más

Seguro te interesa esto.

Reportan primeros casos del virus Herpangina en niños de Campeche

Según padres de familia, al menos 20 niños de un salón de clases de la escuela primaria ‘Justo Sierra Méndez’

Leer Más…

En la desnutrición se cuentan animales del Zoológico de Carmen

Especies como leones, tigres y jaguares, sufren de condiciones indignas y malos tratos que los ha orillado a la

Leer Más…

Piden regidores del PAN cuentas públicas de la Comuna

Los tres regidores panistas señalaron que aún se desconoce el fin que tendrán los 50 millones de pesos que

Leer Más…

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu