Aumentó tortura con fuerzas militares en las calles: Layda

In Política
Ni una más

La senadora Sansores San Román señala que con Peña se duplicó el número denuncias por tortura, unas 8,000, y la PGR no tiene interés en perseguirse a sí misma, y mucho menos en investigar al Ejército.

Por Daniel Sánchez

CIUDAD DE MEXICO, 26 de abril del 2017.- La senadora Layda Sansores San Román destacó que la tortura, “el método de investigación” más utilizado para iniciar un proceso criminal, no sólo es generalizada, sino que va en aumento en el país, desde que inició la llamada “guerra contra el narcotráfico”, al ingresar las fuerzas militares a las calles.

La legisladora resaltó que con Enrique Peña Nieto, se duplicó el número de denuncias y citó que tan sólo en 2016, en ocho meses, aumentó 840 por ciento, pues hay más de ocho mil denuncias sobre tortura, y “cuando comparamos; en el régimen de Pinochet, se registraron 846, así de grave, y sólo cinco casos han sido castigados”.

“La Procuraduría (General de la República) sólo tiene 44 investigadores, pero para qué quiere más, no tiene interés en perseguirse a sí misma, y mucho menos de investigar al Ejército. ¡Ay qué miedo, le tiemblan las canillas!”, ironizó.

“La tortura depreda lo que más valor tiene el ser humano, su dignidad y su libertad. El impacto de la tortura ha sido devastador para la víctima y para la credibilidad del sistema de justicia, el escandaloso uso de la tortura ha desacreditado la investigación de los 22 asesinados en Tlatlaya y de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa, que aún esperan justicia”, indicó.

“Como la Procuraduría no investiga, sino inventa, pues muchos de los detenidos están encarcelados por tortura. Le mandé una serie de preguntas a la PGR hace unos meses, y una de ellas decía, pregunto yo que en el caso de Tlatlaya y Ayotzinapa ¿Por qué se ha negado a citar al titular de la Sedena y a investigar la cadena de mando?”, recordó.

“En un papel muy bonito, todo muy elegante, prolijo, pero un rollo, y dice, es una perla: “el agente del Ministerio Público no es competente para conocer y resolver respecto a delitos previstos en el Código Militar”. Entonces, como quien dice, al Ejército no se le va a investigar jamás, así que cuidado con sacarlo a las calles”, puntualizó.

Sansores San Román dijo que un día llegó el señor Juan Méndez, Relator Especial de la Tortura del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y traía el espejo de la madrastra de Blanca Nieves, ese que sólo dice la verdad. Y el espejito, espejito mágico, repitió lo que todos sabíamos: “La tortura en México es generalizada”.

“El gobierno montó en cólera, le exigió al Relator cambiar el término. “No es generalizada, sólo torturamos un poquito”. Intentó romper el espejo, pero no se quebraba. Entonces al estilo Peña, como no acepta críticas, como niño malcriado en un patio de escuela, aventó puñetazos por todos lados, hizo campañas mediáticas para silenciarlo, pero el espejo implacable repitió: “La tortura en México es generalizada”, expresó.

“Claro, a Juan Méndez se le impidió regresar al país para terminar su trabajo, pero la verdad había quedado sembrada. Un reconocimiento a la valentía y a la firmeza de Juan Méndez, quien sufrió la tortura en la dictadura chilena y vino a México a remover conciencias”, apuntó.

Manifestó que las investigadoras Ana y Beatriz Magaloni dicen “que la tortura es el método de investigación criminal más usado para iniciar un proceso criminal”. Agregan que los actos de tortura no suceden de manera casual, sino cuando la institución lo avala y lo propicia. Yo agregaría que no sólo es generalizada, sino va en aumento.

“En la guerra idiota que inició Calderón contra el narcotráfico aumentó la violencia y los casos de tortura al ingresar a las fuerzas militares a las calles para combatir el narcotráfico. Con Peña se duplicó el número de denuncias”, reiteró.

“Los sádicos expertos no dejan huellas físicas, pero por dentro te desfiguran”

La senadora campechana platicó que “Toño, el protagonista de Presunto Culpable, declaró en una entrevista que sufría frecuentemente de pesadillas, dice, con sencillez: “Tal vez porque nadie me ha pedido perdón”.

“Pedir perdón no basta, pero el gobierno y gran parte de nuestra sociedad, que no entendemos la urgencia de sentir el dolor del otro, tendríamos que pedir perdón a tantos mexicanos, que mientras eran torturados, el gobierno y gran parte de la sociedad volteábamos a otro lado la mirada”, aseveró.

“Hay que tratar de resarcir el daño de los que sobrevivieron a la tortura y revisar los casos de los que están dentro de la cárcel, a los que están bajo la tierra, porque sucumbieron a la crueldad, no sé cómo se puede reparar el daño”, agregó.

“Los sádicos expertos en practicar la tortura no dejan huellas físicas, pero por dentro te desfiguran, te queman para siempre, es como si te arrancaran las raíces de un árbol, así te arrancan el alma, te desgarran la vida, eres otro ser humano diferente, nunca volverás a ser el mismo”, abundó.

“Decía Benedetti: “Podrán limpiar la sangre de la celda, pero la amargura jamás”. La ocasión pasada cuando se discutió en el Senado esta iniciativa nuestra fracción votó en contra, por muchas lagunas. Pasó a la Cámara de Diputados y se hicieron adecuaciones para debilitarla, qué resistencia de Peña, erradicar la tortura; en verdad asombra. Pero en marzo vino el Alto Comisionado de la ONU, y entonces, les dijo, pues esto no pasa, no cumple con los cánones internacionales, así con esa elegancia que tienen ellos, y entonces, sí, ahora ya quedó”, mencionó.

“Y se tocan temas importantes, como castigo a los superiores jerárquicos como los verdaderos responsables; se aumentaron las penas cuando los torturados sean inmigrantes o personas con discapacidad. Y, ahora, no se tomará en cuenta, bajo ningún concepto, las confesiones hechas bajo tortura”, significó.

Afirmó que sí me preocupan varias cosas, pues “yo no sé cómo se va a preparar de la noche a la mañana, prácticamente cómo se van a profesionalizar estos grupos especializados en investigación, peritos en una institución, en donde no aprendieron a investigar, sino a inventar; se tendrán que aplicar todos los protocolos internacionales existentes para erradicar la tortura”.

“Pero hoy votaremos a favor, porque finalmente esta ley es una ventana muy esperada por donde se filtra la esperanza. Tortura, nunca más. Y exigimos la libertad para Mireles”, concluyó.

 

Ni una más

Seguro te interesa esto.

Realizan paro policías municipales de El Carmen

Elementos de la Policía Municipal demandaron el pago del bono de seguridad y de útiles escolares que hasta la

Leer Más…

Jirafa murió por lesión en el cuello, justifica Comuna carmelita

Según un boletín del Ayuntamiento de Carmen, el espécimen murió de un shock hipovolémico a causa de la lesión

Leer Más…

Senasica revoca permiso de soya transgénica a Monsanto por fallas graves en bioseguridad

 Faltas de la transnacional causan daños graves o irreversibles, determina la autoridad /La revocación es un reconocimiento oficial del

Leer Más…

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu